Trasladaron desde Uruguay a Juan José Navarro Cádiz, el presunto asesino del diputado Olivares y de Yadón

“El Cebolla” fue extraditado desde Montevideo donde había llegado tras fugarse del país. Lo llevan a Tribunales para indagarlo.

Juan José Navarro Cádiz, el presunto tirador del doble crimen a metros del Congreso Nacional, donde murieron el diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón, llegará al aeropuerto de Ezeiza este viernes por la noche en un avión de la Policía Federal que fue a buscarlo a Montevideo.

El Cessna Citation de la PFA partió de Buenos Aires pasadas las 17.30 rumbo a al capital uruguaya a buscar a quien está acusado de haber disparado el arma que mató a Olivares y Yadón, y se espera el arribo a la terminal de vuelos privados del aeropuerto internacional Ministro Pistarini.

Con una fuerte custodia policial que incluye motos y patrulleros, “El Cebolla” será llevado directamente al Departamento Central de Policía, donde ingresará por Belgrano 1547 para realizar trámites administrativos, y después partirá al Palacio de Tribunales para declarar.

La justicia investiga si Navarro Cádiz fue quien ejecutó los trece disparos que salieron desde la ventanilla del auto. En las últimas horas, otra hipótesis se sumó al caso: creen que su padre se encontraba en el asiento trasero del vehículo.

El Cebolla fue detenido en la ciudad de Montevideo, Uruguay, el viernes 10 de mayo. Su testimonio y el peritaje sobre su celular serán claves para intentar determinar qué ocurrió en las primeras horas del jueves 9 de mayo. Hasta ahora, la Justicia determinó que en el interior del auto se encontraban Navarro Cádiz y Juan Jesús Fernández, alias el Gitano, que fue detenido al día siguiente en Concepción del Uruguay junto a otro sospechoso, Miguel Navarro Fernández, oriundo de España.

Los investigadores aún no pudieron determinar cuál fue el móvil del asesinato. En un primer momento se vinculó a Yadón con Estefanía Fernández, hija del Gitano, pero luego esta hipótesis se descartó. También se habló de un ajuste de cuentas por dinero pero nada de esto está confirmado. Incluso, no se descarta que los acusados hayan disparado por el simple hecho de hacerlo, ya que se encontraban bajo el efecto de alcohol y drogas.

En diálogo con los medios, el fiscal uruguayo Juan Gómez reveló que, en una charla informal con Navarro Cádiz, el joven negó haber efectuado los disparos. “Me manifestó que estaba en la escena del hecho, en el auto, y manifestó que había consumido alcohol y drogas y que no hizo los disparos, pero obviamente eso es de una relatividad absoluta en la medida en que eso es fácilmente rebatible con los elementos de prueba que uno observa en la escena del hecho”, señaló.

Por el asesinato de Olivares y Yadón también fueron detenidos Rafael Cano Carmona, cuñado de Fernández; Luis Cano, familiar de Rafael Cano Carmona y titular del auto que se usó en el ataque; y la madre de Navarro, luego liberada.

La Justicia investiga si el padre del joven que llegó a la Argentina estuvo en el auto al momento del ataque. De hecho, esta persona sería Juan Jesús Navarro Fernández, de 55 años, y quien estaba con el Gitano al momento de su detención en Entre Ríos. El hombre declaró que no estuvo en el vehículo, pero los investigadores tienen elementos para sospechar.

DÉJANOS TU COMENTARIO