Advierten que a los súper los alimentos llegan con subas de entre 10% y 15%

Los supermercados trabajan con poco stock por lo que se da por descontado que el aumento de los precios al consumidor final es inminente.

La devaluación del peso frente al dólar llegó al 25% en apenas dos días y ya generó un descalabro en la actividad económica en la Argentina. Por caso los supermercados advirtieron este martes que las listas de precios de sus proveedores fueron retocadas con entre un 10% y un 15% de aumento, al tiempo que las alimenticias dejaron de entregar productos como harina y aceite (dos de los más afectados por el tipo de cambio desde la eliminación de las retenciones y entre los que más aumentaron en los últimos 4 años).

“La mayoría de los proveedores retiraron las listas y dijeron que estaban ‘recalculando’. Algunos dijeron que estaban tomando el dólar a 60 pesos, otros a 62, otros a 55 pesos”, revelaron a ámbito.com fuentes del sector de supermercados y explicaron que algunos vendedores directamente se “desconectaron”.

Los supermercados trabajan con poco stock por lo que la situación de readecuación de precios debería ser inminente, aseguraron las mismas fuentes. Sin embargo, alertaron que por la caída del consumo en volumen ya no tienen margen para subir los precios, pero tampoco para absorber las subas. “Es una situación compleja y delicada”, advirtieron.

Sobre el traslado o no a precios, evaluaron que “dependerá de lo que cada cadena pueda negociar al respecto”. “Se trata de trasladar a precios lo menos posible, porque el mercado no lo puede convalidar con la caída del consumo que hay”.

Desde el sector de supermercados informaron a ámbito.com que los productos que en mayor medida reflejarán el impacto del alza del dólar estarán los vinculados a los commodities, como los aceites y los hechos con harinas. También serán afectados aquellos con envases en lata, tetrabrik y otros packaging que cotizan en dólares. Al menos 80% de los productos están vinculados directamente con costos en dólares.

Otro costo a tener en cuenta es el logístico. Con una suba tan explosiva del dólar es inevitable un aumento de los combustibles que impactará también en la distribución de los productos y por ende en el precio en góndola.

Las petroleras aparecen como las más afectadas por las movidas del dólar, y ya estarían preparando remarcaciones en los surtidores.

Los fabricantes de electrodomésticos, en tanto, frenaron las entregas y se están tomando dos o tres días para evaluar los nuevos precios.

DÉJANOS TU COMENTARIO