El Banco Central volvió a flexibilizar el cepo cambiario para importadores

Eliminó uno de los requisitos para que las empresas que hagan compras al exterior puedan acceder al mercado oficial. Más financiamiento a empresas a tasas del 24%.

El BCRA cede en algunas restricciones del cepo cambiario a importadores.

El Banco Central recuperó en lo que va de junio 530 millones de dólares de reservas y comenzó así a flexibilizar parte de las restricciones para que los importadores accedan al tipo de cambio oficial.

Por otro lado, amplió la cartera de créditos a tasa subsidiada del 24% anual, con una inyección de $200.000 millones adicionales para financiar a empresas.

De acuerdo a una normativa reciente de la autoridad monetaria, las empresas compradoras de insumos en el exterior podrán pagar directamente al vendedor al momento de embarque en el puerto de origen. Según explicaron fuentes oficiales, esto significará que el BCRA no revisará el historial de pagos de la firma para permitirle el acceso a dólar oficial.

Desde fines de mayo, el Central exigía que aquellas compañías que habían reducido su stock de deuda con clientes del exterior desde el 1° de enero pidan permiso para conseguir divisas. Ahora habilitará el acceso más allá de cómo haya evolucionado su nivel de obligaciones con el exterior.

El BCRA había establecido controles estrictos para el acceso de importadores a dólares a precio oficial, en momentos en que las cotizaciones paralelas de la divisa -el blue y el contado con liquidación- mostraban aumentos pronunciados.

La autoridad monetaria dispuso en ese momento que las empresas que atesoren dólares deberán utilizar esos fondos para costear el pago de sus compromisos en el exterior.

Además, extendió a 90 días previos y 90 posteriores la restricción para realizar operaciones de compra venta de títulos públicos en moneda local con liquidación en divisas (dólar “bolsa” y “contado con liqui”) para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambios.

Dos semanas después el BCRA comenzó a abrir lentamente el grifo de dólares del Mercado Único Libre de Cambios (MULC), tras haber recuperado la mayor parte de las reservas que había perdido a lo largo de mayo.

Así, autorizó el pago de importaciones con dólar oficial en la medida que esas compras no superen el millón de dólares. Anteriormente, ese límite era de 250.000 dólares.

Por otra parte, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce dejó del concepto de “Formación de Activos Externos líquidos” -que los importadores deberían utilizar en primer lugar antes de acceder a nuevas divisas- un saldo de libre disponibilidad por U$S100.000.

Como parte de la flexibilización, el BCRA también permitió el acceso al mercado oficial de cambios para la compra de kits para la detección de coronavirus, de medicamentos críticos o de insumos para la producción de remedios. Para estos dos últimos casos, se permitirá automáticamente para operaciones por hasta U$S3 millones.

Según los últimos datos oficiales, desde el piso de reservas que registró el Banco Central en los últimos días de mayo -U$S42.448 millones, el nivel más bajo en tres años- la autoridad monetaria recuperó U$S530 millones.

De todas formas, el BCRA volvió a necesitar intervenciones en el mercado oficial a través de ventas. De acuerdo a fuentes privadas, la semana pasada llegó a vender hasta U$S70 millones en una jornada para abastecer la demanda.

Financiamiento a tasas subsidiadas

En su reunión de directorio, el BCRA habilitó nuevas líneas de financiamiento a tasa subsidiada de 24%, que incluye un tramo especial para la inversión en bienes de capital de origen nacional y otro con mínimos requisitos para empresas que hasta el presente no tuvieron acceso al crédito bancario.

“Las decisiones tomadas por el Directorio del Banco Central implican una inyección de al menos 200 mil millones de pesos extra en líneas de financiamiento”, indicó el organismo en un comunicado.

La Línea de Inversión permitirá a las empresas de cualquier tamaño acceder a crédito a tasa de 24% para la adquisición de bienes de capital producido por empresas pequeñas y medianas locales. Están alcanzados todo el equipamiento y la maquinaria de origen nacional.

Las pymes sin créditos bancarios vigentes pueden financiarse al 24%, incluso aquellas con situación de crédito 2 o “riesgo bajo” (deudas con una mora de hasta 90 días) registrada el 20 de marzo, día de inicio de la cuarentena. Los bancos estarán obligados a brindar estas líneas de crédito a las empresas que cuenten con la garantía FoGar y figuren en la base de datos que elabora el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Además, las empresas que accedieron a la línea de financiamiento para pagar salarios pueden renovar el crédito por el equivalente a su masa salarial mensual. Desde que se lanzaron estos créditos, el sistema financiero efectuó 61.817 operaciones, con un desembolso total de $263.887,4 millones.

La entrada El Banco Central volvió a flexibilizar el cepo cambiario para importadores se publicó primero en Norte Obligado.

Déjanos tu comentario