El mercado cambiario se calmó luego de los anuncios, pero igual sigue la remarcación de precios en los comercios

Con el fin de mes aparecieron algunos vendedores de dólares y la cotización marginal cayó fuerte

El dólar minorista controlado bajó 5 centavos a $63,41 (

Con la tranquilidad de que va a ser una transición ordenada y con algunos miedos disipados –no todos– el mercado comenzó a descargar parte del sobrestock de dólares que tenía acumulados en sus portfolios, porque necesita hacer frente a las obligaciones de mes. Los empresarios piensan en sueldos y los ahorristas en alquileres, ABL, expensas y otros. Por una razón u otra las manos grandes y las más chicas necesitan pesos en los finales de mes.

Muchos fueron al dólar libre, aprovechando que puede haber un relax de los controles y porque tienen billetes que retiraron de los bancos antes de las elecciones. La oferta en el mercado marginal, entonces, fue más grande que la que se pensaba y este dólar perdió casi 10% para cerrar a $67.

Lo que sucedió en bancos y casas de cambio, hoy interesa muy poco porque el máximo de compra permitido es de USD 200 mensuales y las manos grandes no venden sus divisas a los bancos donde el cepo abarató el precio de la divisa, sino que hacen dólar MEP o Bolsa que esta vez perdió 4,9% y cerró en $73,01. El dólar minorista controlado bajó 5 centavos a $63,41.

En la plaza mayorista con un monto reducido por el súper cepo, la divisa cedió 12 centavos y cerró a $59,48. El monto de negocios fue de $243 millones, un 20% de lo que se negociaba hace pocos días.

Pero a pesar de la baja del dólar, la remarcación de precios sigue porque los comerciantes miran los dólares alternativos y esta baja del dólar es la primera de nuevo ciclo. Por lo tanto, no pudo impedir que los precios de los productos sigan aumentando semana a semana. Para que se detenga esta remarcación el dólar deberá tener varias ruedas consecutivas de calma.

El indicador más importante, el riesgo país, si bien fue favorable, sigue en la zona de alerta roja. Los bonos de la deuda largos tuvieron un comportamiento irregular. Algunas series del Discount y del Par bajaron más de 3% y otras subieron más de 2%. Lo cierto es que el riesgo cedió apenas 46 unidades a 2.226 puntos básicos. Es un nivel de default y los precios de los títulos están convocando a los fondos buitres a comprarlos.

Las reservas del Banco Central perdieron USD 99 millones y quedaron en USD 43.308 millones. La caída se debe a que siguen saliendo depósitos de los bancos, hubo pagos a organismos internacionales y el oro perdió 0,10%.

La Bolsa tuvo un leve repunte. A media hora de terminar la rueda estaba 2,86% abajo, pero la caída del dólar alentó a los compradores y el S&P Merval, el índice de las líderes, finalizó 1,95% arriba con negocios por $1.742 millones, un excelente volumen.

Las acciones más favorecidas fueron las de BYMA (+8,13%), que está recomprando sus papeles porque están exageradamente baratas en dólares, las de Aluar (+5,56%), que en lo que va de octubre subieron más de 30% y Ternium (5,56%).

En Wall Street los ADR’s argentinos –certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares– hubo un notable rebote. La única caída fue la de Edenor (-0,56%). Lo mejor pasó por Transportadora Gas del Sur (+6,42%), Central Puerto (+4,85%), Pampa Energía (+4,73%) e IRSA Propiedades Comerciales e YPF que aumentaron 4,32%.

El mercado comenzó a perder miedos. Pero hasta que no se solucione el tema de la deuda, la visión de los inversores no irá más allá del día a día.

DÉJANOS TU COMENTARIO