La sonda Osiris-Rex pierde de a poco las muestras recolectadas en el espacio

Loa científicos explicaron que no logran cerrar el compartimiento en el que están almacenadas.

La sonda Osiris-Rex pierde de a poco las muestras recolectadas en el espacio.

La sonda Osiris-Rex que la NASA lanzó al espacio para recolectar partículas del asteroide Bennu “esta perdiendo sus muestras porque eran tantas que el compartimento de recolección no consigue cerrarse”.

“Una fracción sustancial de la masa recogida se está escapando”, reconoció el jefe de la misión, Dante Lauretta, durante una conferencia telefónica con la prensa.

La sonda habría recolectado unos 400 gramos de fragmentos, mucho más que el mínimo de 60 gramos que se buscaba inicialmente, según el científico.

Pero entre 5 a 10 gramos ya fueron observados alrededor del brazo recolector en una nube más o menos cercana debido al entorno de microgravedad que hace que los fragmentos se comporten como fluidos.

“Mi gran preocupación es que las partículas se están escapando, somos víctimas de nuestro éxito”, afirmó Dante Lauretta.

En consecuencia , la operación de medida de la masa, inicialmente prevista para el sábado, fue anulada ya que se corría el riesgo de dispersar aún más las muestras.

La urgencia ahora es reducir al mínimo las actividades del aparato y preparar lo más rápido posible el almacenamiento de las muestras en un contenedor en la sonda.

En este momento, los fragmentos se encuentran en un compartimento al final del brazo recolector del aparato, cuyo mecanismo de cierre está bloqueado por partículas relativamente grandes.

“Creemos que estamos perdiendo una pequeña fracción de los materiales, pero es más de lo que yo querría, estoy bastante preocupado desde que vi las imágenes”, respondió Lauretta.

“Lo más prudente es almacenarlo con el mayor cuidado posible para minimizar cualquier futura pérdida”, añadió.

Los científicos anunciaron la noticia tres días después de que la sonda Osiris-Rex tocara brevemente la superficie del asteroide Bennu, a 320 millones de kilómetros (200 millones de millas) de distancia.

El requerimiento para Orisis-Rex, la primera misión de muestras de asteroide de la NASA, con un costo de más de 800 millones de dólares, es traer al menos 60 gramos (2 onzas) de muestras. El material, rico en carbono, contiene material primigenio del sistema solar y podría ayudar a los científicos a entender mejor cómo se formaron los planetas y cómo se originó la vida en la Tierra.

Lanzada en el 2016, la sonda arribó a las cercanías del asteroide en el 2018. Si la misión se confirma exitosa, en marzo de 2021 -la próxima vez que Bennu se alinee con la Tierra de forma adecuada- la Osiris-Rex emprenderá su vuelta. Su aterrizaje en paracaídas está previsto para el 24 de septiembre de 2024 en el desierto de Utah

En tanto, Japón está esperando para diciembre su segundo cargamento de muestras tomadas de otro asteroide.

La entrada La sonda Osiris-Rex pierde de a poco las muestras recolectadas en el espacio se publicó primero en Norte Obligado.

Déjanos tu comentario