Preocupante advertencia del embajador argentino: “En Bolivia no hay garantías para nadie”

Normando Álvarez García en diálogo con los medios, señaló que en la Embajada tienen “refugiados políticos”.

El Gobierno de Mauricio Macri pidió a “las autoridades en ejercicio del poder” de Bolivia que vele por “la seguridad e integridad física” de los periodistas argentinos que se encuentran en el país vecino, en tanto que la oposición podría viajar para respaldar su tarea, en medio de las agresiones que sufrieron equipos de distintos medios nacionales.

“El Gobierno Argentino solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano, trabajando en la cobertura de los sucesos que son de público conocimiento”, expresó Cancillería.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores detalló que “el Consulado General de Argentina en La Paz ya tomó contacto con los periodistas argentinos a raíz de las situaciones de violencia a las que fueron sometidos en estas últimas horas y se continuará en seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa y la asistencia a los ciudadanos argentinos”.

En tanto Normando Álvarez García, embajador argentino en Bolivia, aseguró en diálogo con C5N, que está trabajando para rescatar a tres equipos periodísticos que se encuentran atrincherados en sus hoteles.

“Hay caos y anarquía” dijo y advirtió que “en estos momentos no hay garantías para nadie”.

Álvarez García confirmó además que “hay refugiados políticos en estos momentos en la embajada argentina” en La Paz aunque se negó a revelar la identidad de los asilados por cuestiones de seguridad.

El embajador también pidió a los argentinos no viajar en estos momentos a Bolivia y advirtió que “es muy insegura la situación”.

En tanto, un grupo de diputados nacionales evalúa viajar a Bolivia en las próximas horas en respaldo de los periodistas argentinos que viven momentos de tensión, con agresiones y amenazas, en el marco de la cobertura que llevan adelante en el país vecino.

Así lo confirmó el diputado Nacional del Frente para la Victoria Leopoldo Moreau, quien además remarcó que se comunicó con el embajador Álvarez García y con el canciller Jorge Faurie.

Las amenazas comenzaron luego de que Roxana Lizárraga, quien asumió al frente del Ministerio de Comunicación tras la renuncia de los funcionarios de Evo Morales, declaró que “la prensa tiene que tener todas las garantías”, pero va a “actuar conforme a la ley” contra “aquellos periodistas o pseudoperiodistas que estén haciendo sedición”.

“Algunos periodistas, que son en algunos casos bolivianos y en otros extranjeros, están causando sedición en nuestro país”, aseguró Lizárraga.

El diputado Nacional del Frente para la Victoria Leopoldo Moreau, que expresó su repudio a los dichos de la ministra, subrayó que habló con el canciller Faurie para notificarle que enviarán una comunicación al relator de libertad de expresión de la OEA y a la ONU.

“Si vemos que la situación tiende a empeorar, no descartamos la opción de viajar un grupo de legisladores. La prioridad en este momento es resguardar la vida y la libertad de expresión”, agregó el legislador.

DÉJANOS TU COMENTARIO