Resultados del balotaje: qué pasa ante un eventual empate técnico

Este domingo se vota en todo el país en el marco de la segunda vuelta electoral entre Sergio Massa y Javier Milei.

Resultados del balotaje: qué pasa ante un eventual empate técnico

Argentina vota este domingo en el balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei, a la espera de conocerse al nuevo Presidente, aunque podría darse de forma excepcional que la definición se postergue algunos días.

Una de las posibilidades es que el escrutinio provisorio del domingo arroje un empate técnico entre ambos candidatos, por lo que la definición se trasladaría al escrutinio definitivo.

El artículo 151 de la Ley electoral 24.444 dice que “en la segunda vuelta resultará electa la fórmula que obtenga mayor número de votos afirmativos válidamente emitidos”. Esto quiere decir que para ganar la elección solo se necesita un voto de ventaja. Y los votos deben pasar por dos conteos: el escrutinio provisorio y el definitivo.

Qué pasa ante un eventual empate técnico

El secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral, Sebastián Schimmel, estimó que la definición del balotaje entre los candidatos presidenciales Sergio Massa y Javier Milei «probablemente será con un resultado parejo», por lo que reconoció que en ese escenario «es cuando el sistema se tensa y se ponen en juego todos los reaseguros que tienen las dos agrupaciones políticas para tener garantías».

«No hay posibilidad de que el domingo no se conozca la tendencia, pero si puede pasar que ante una paridad se deba esperar hasta el escrutinio definitivo para conocer al ganador», aclararon de la CNE.

El escrutinio provisorio

El resultado del escrutinio provisorio es el que se publica la noche de las elecciones, pero este no tiene validez legal. La Dirección Nacional Electoral, un organismo que depende del Poder Ejecutivo Nacional, está a cargo del procedimiento y su finalidad es informar los resultados a la ciudadanía el mismo día de la elección.

Se espera que los primeros resultados se conozcan entre las 20 y las 21 horas del mismo domingo.

Qué es el escrutinio definitivo y cuándo comienza

Es el que tiene validez legal, lo realiza la Justicia Nacional Electoral (un Tribunal perteneciente al Poder Judicial de la Nación) y comienza 48 horas después de la finalización de las elecciones.

En esta instancia se utilizan los 2 documentos restantes: el acta de escrutinio y los certificados de escrutinio.

Cómo se realiza el escrutinio definitivo

Cuando finaliza el recuento en los centros de votación, los datos deben volcarse en el acta escrutinio, los certificados de escrutinio y el telegrama, con la firma de autoridades de mesa y fiscales. El telegrama se entrega al personal del correo para la realización del escrutinio provisorio.

Con todos los sobres y las boletas que se contaron, en la urna se guarda un certificado de escrutinio firmado. La urna se cierra con una faja de seguridad que tapa la ranura y que también debe ser firmada.

A su vez, el acta de escrutinio se guarda junto con otros documentos (padrón, acta de apertura y acta de cierre) en un bolsín plástico que debe ser cerrado con un precinto rojo.

La urna y el bolsín también se entregan al empleado del Correo y son enviados al lugar donde la Justicia electoral de cada distrito realizará el escrutinio definitivo.

La legislación electoral prevé que los fiscales podrán custodiar las urnas y su documentación desde el momento en que se entregan al correo hasta que son recibidas en la Junta Electoral. Para ello, los fiscales partidarios podrán acompañar al funcionario encargado de transportar la urna.

Además, se entregan certificados de escrutinio (copias de los datos de las actas de escrutinio) a los fiscales partidarios. Con esos documentos, los representantes de las agrupaciones deben acudir al lugar del escrutinio definitivo para reclamar por los votos recurridos.

A diferencia del escrutinio provisorio, el definitivo se hace sobre el total de urnas de todo el país -es decir, incluyendo aquellas mesas cuyos telegramas no llegaron a ser enviados el día de las elecciones o que quedaron sin completar.

Esto no quiere decir que se abran las urnas y los votos se cuenten de nuevo, uno por uno. Se realiza en base a las actas de escrutinio, que están fuera de la urna, y los fiscales cuentan con sus certificados para cuestionar la validez del acta de escrutinio.

Déjanos tu comentario